El proyecto Chromium, del que sale Chrome, cambiará el protocolo de negociación que decide qué utilizar, si HTTP/1.1 o bien HTTP/2, en unos días. Este no es un enorme cambio, mas sus consecuencias sí que lo son. Previamente el protocolo de negociación era el NPN, poco eficaz mas que hacía su trabajo, con lo que se decidió mudar por el más moderno ALPN, que no atañe ningún inconveniente del lado del usuario. Mas el inconveniente brota del lado del servidor, en tanto que ALPN precisa, cuando menos, OpenSSL 1.0.2.